domingo, 13 de noviembre de 2016

ALGUNOS AUTORES QUE HABLAN SOBRE LA TESIS DEL CAPITALISMO

1.   el sociólogo alemán Ulrich Beck quien comprendía que luego de Chernobyl la sociedad entró en una nueva fase de producción. El riesgo era la base angular de la sociedad que hacia a todas las clases iguales. Este proceso de desjerarquización ha llevado a un fenómeno conocido como proceso de reflexivilidad. En el capitalismo descrito por Beck, los sistemas de producción son descentralizados, en parte como resultado del proceso de reflexivilidad que da origen a formas donde el lego tiene acceso a información que en épocas anteriores eran exclusivas de los expertos. No obstante, la introducción de la tecnología para detectar y reducir ciertos riesgos, engendraba otros no tenidos en cuenta o planificados por los expertos.
2.   Anthony Giddensexplora el capitalismo del riesgo como una consecuencia del empalme entre la globalización y el mercantilismo.
3.    Por su parte, Richard Sennet sugiere que la discursividad del riesgo es útil para que los grupos privilegiados no asuman los riesgos de sus decisiones. El ciudadano moderno debe gestionarse su propia seguridad como signo de estatus, que le permite ingresar al mundo de los buenos ciudadanos. Quienes así no pueden gestionarlo, son tildados de «incapaces» o «personas vulnerables». Ser vulnerable implica no tener autonomía respecto de otros que si pueden autoprotegerse. Este cambio en las políticas de protección se asocia a una tendencia económica que pondera y valoriza a quienes no se apegan a una empresa por muchos años. Los expertos en organizaciones o sociología laboral sugieren que las personas deben cambiar de trabajo en forma periódica debido a que ello sugiere una adaptación sana a lo diferente. Más allá de este discurso subyace una lógica de explotación que intenta romper con los lazos sociales y con el apego tradicional de un sujeto a una organización. Por ese motivo, no es extraño observar que dentro del culto al cambio prime una atmósfera de precarización laboral.
4.    Zygmunt Bauman acuña el término «sociedad líquida» para expresar la dinámica del capitalismo moderno. En la sociedad sólida las economías y los lazos institucionales estaban orientados a largo plazo, en forma de una producción de escala. Pero la modernidad ha cambiado a formas más descentralizadas, móviles y menos estables en los canales productivos. Eso ha dado como resultado una sociedad donde los lazos sociales son adaptables al momento y a los intereses individuales de las personas. En la sociedad líquida la seguridad es empleada como una forma discursiva que denota exclusividad y estatus social. Los medios tecnológicos vigentes son usados por los grupos privilegiados no solo para protegerse de ciertos grupos marginales, sino para demostrar ejemplariedad.
5.   George H. Mead afirmaba que existía una fascinación por las malas noticias, los periódicos y los accidentes porque de esa forma el self exorciza a la muerte. Se siente una sana alegría ante la tragedia de los demás debido a que se ha evitado ser afectado por el evento .
6.   En este sentido, Joy Sather-Wagstaff sugiere que los desastres provocados por el hombre o naturales generan un gran trauma para la sociedad, el cual debe ser regulado por medio de la solidaridad entre las víctimas y los supervivientes. En ciertas ocasiones, el poder político intenta manipular el discurso con el fin de ganar legitimidad frente a los miembros de la comunidad. Se da, entonces, una patrimonialización del dolor que distorciona las razones reales del desastre. Rememorar la muerte es el primer hecho político que da origen a la cultura.
7.   En forma reciente, y centrado en los aportes de Mead, el filósofo Maximiliano Korstanje acuñó el término «capitalismo mortuorio» o «Thana-Capitalism» para remarcar la obsesión moderna por la muerte. El capitalismo se ha expandido gracias a dos pilares discursivos básicos, la necesidad de protección y el deseo de sentirse diferente. El capitalismo adquiere una nueva fase donde la muerte se transforma en su elemento constitutivo. El vocablo Thana, proviene de Thanatos que significa muerte. 
8.   William Cullen Bryant uso la palabra Thanaptosis para referirse a la necesidad de reciclar la vida por imposición de la muerte.
9.    Korstanje agrega que el capitalismo se ha cerrado a una atmósfera de darwinismo social donde todos compiten con todos. Consumir paisajes mortuorios (Thana-landscapes) se ha transformado en algo más que una forma de entretenimiento. A diferencia del capitalismo del riesgo donde el conocimiento reflexivo, el poder de disciplina que controla al riesgo y el estado nacional convergían como actores centrales, en el capitalismo mortuorio ese papel lo ocupa la muerte. Canales de televisión, programas, realities e incluso novelas retratan la muerte (cruel) de otros como principal valor discursivo de una nueva clase de sociedad, el capitalismo mortuorio. Secular por naturaleza, la sociedad que no cree en la vida luego de la muerte, ha hecho de esta última una forma de control y de exclusividad. La sociedad del riesgo ha cedido frente a un nuevo estadio del capitalismo, donde la obsesión por el sufrimiento ajeno es la principal criterio de relación entre los ciudadanos y sus instituciones . La vida, entonces, es vista como una gran competencia donde pocos se levantan victoriosos sobre el resto. Esta forma ideológica legitima las asimetrías producidas por el aparato económico donde pocos tienen mucho, y muchos mueren con poco. La muerte de los demás confiere estabilidad y satisfacción al ego pues simbólicamente este continúa en competencia.
10.                Estas mismas observaciones fueron validadas por la profesora Rodanthi Tzanelli de la Universidad de Leeds, quien sostiene que el cine ha hecho de la muerte un principal commodity para ser comercializado por los diferentes agentes del capitalismo al punto de imponer mensajes discursivos hegemónicos. En diversas prácticas como la visita a lugares de extrema pobreza, o a santuarios donde abunda la muerte masiva, estos dispositivos apelan al sufrimiento humano para dotar al consumidor de una realidad apocalíptica. La función de retratar la miseria ajena radica en el reforzamiento de la propia posición de clase ejercida por la élite capitalista.
11.                Phillipe Aries por su parte sostiene que el hombre moderno ha perdido la familiaridad con la muerte y a diferencia de sus predecesores ha hecho de ella algo incontrolable, cuyos efectos adquieren una naturaleza desestabilizadora..
12.               Por último, la muerte funcionaría según Geoffrey Skoll como un importante discurso para mantener a la masa trabajadora bajo control. Zygmunt Baumansostiene que el estado de hiper-vigilancia que se ha fundamentado en el uso de tecnologías cumple una doble función. Por un lado protege a los ciudadanos deseables de los indeseables, pero también sirve como criterio de exclusión donde solo unos pocos se aíslan del resto de la sociedad. La exclusividad confiere estatus a ciertos grupos y la vigilancia es el instrumento por medio del cual ese estatus se hace visible a otros quienes no poseen los recursos necesarios para protegerse





No hay comentarios:

Publicar un comentario